EEUU y la gran crisis del fracking

La falta de mano de obra, el creciente coste de capital (subidas de tipos de interés), las regulaciones medioambientales y la demanda de beneficios por parte de los inversores están ahogando a una industria que prometía mucho.

Mundo 22/01/2023 Desafío Energético Desafío Energético
Plataforma de fracking en EEUU. Foto de iStock

Que la industria del fracking (fracturación hidráulica) y del shale oil (petróleo de esquisto) sufriera sobremanera cuando el precio del crudo cayó a precios muy bajos hace dos años... es algo normal. Lo que es alarmente es lo que está ocurriendo ahora.

Con los precios del petróleo por encima de los 80 dólares, esta industria no termina de despertar. La falta de mano de obra, el creciente coste de capital (subidas de tipos de interés), las regulaciones medioambientales y la demanda de beneficios por parte de los inversores están ahogando a una industria que prometía mucho.

La irrupción del fracking y el shale oil en 2014 (se llevaba extrayendo desde hace tiempo, pero hasta ese año no comenzó a representar una proporción considerable de la producción mundial) puso al mundo del petróleo patas arriba.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se enfrentaba a un rival que se regía bajo las normas del mercado y que lograba rentabilizar cada barril de petróleo, pese a ser producido en un país desarrollado (EEUU) con unos costes laborales mucho más altos.

Sin embargo, esta industria nunca terminó de cuajar en términos empresariales. Las empresas de extracción de petróleo de esquisto tenían serios problemas para lograr beneficios, una situación que se acentuó cuando el precio del crudo comenzó a caer, precisamente, por el aumento de la oferta que provocó la entrada de este nuevo competidor (el fracking). 

El fracking no levanta cabeza
Hoy, la situación no parece mucho mejor pese a que el petróleo ha recuperado los precios del pasado. Esa era transformadora está llegando a su fin, aseguran los analistas, con consecuencias impredecibles, en declaraciones al Financial Times. Los altos costes y la escasez de mano de obra están presionando a los campos de esquisto, que además son cada vez menos productivos.

La producción de petróleo de esquisto no se recupera

Producción de petróleo de esquisto en millones de barriles

Opera Instantánea_2023-01-22_112538_www.eleconomista.es

Por otro lado, Wall Street quiere que los beneficios se devuelvan a los inversores, no que se reinviertan en nuevas plataformas o en mejoras de productividad, innovación, etc. Incluso con precios del crudo a 80 dólares el barril (el crudo Brent cotiza en los 84 dólares), un precio muy por encima del promedio a largo plazo, los productores de esquisto todavía temen derrochar capital. Para colmo, los nuevos pozos están produciendo menos petróleo.

"La era de crecimiento agresivo del esquisto estadounidense ha terminado", asegura Scott Sheffield, director ejecutivo de Pioneer Natural Resources, el mayor productor de esquisto del país. "El modelo de esquisto definitivamente ya no tiene capacidad de mover el mercado".

Algunos puntos positivos
En un reportaje publicado por el Financial Times, explica que La edad de oro del esquisto "devolvió a Estados Unidos a la cima de la tabla en términos de importancia geopolítica", asegura David Goldwyn, exasesor principal de energía de Barack Obama y director de Goldwyn Global Strategies, una consultora de Washington. "EEUU ya no está en una posición en la que tenga que preocuparse por el suministro físico de petróleo o gas... y eso le da mucha más libertad de acción en los asuntos internacionales".

Además, la abundancia acumulada de suministro de esquisto entregado en los últimos 15 años continúa protegiendo a los estadounidenses de los altísimos precios del gas natural y del combustible que han sacudido a otras economías desarrolladas, dando a su industria una ventaja competitiva y a sus hogares más ingresos disponibles.

No obstante, a medida que el orden energético global establecido se deshace rápidamente (en una clara apuesta por las energías verdes), el mundo puede estar entrando en una fase de mayor volatilidad en el mercado petrolero, advierten analistas y ejecutivos. Esto perjudicaría, sin duda, al fracking y su industria, que necesitan unos precios estables para crecer e invertir, algo que no es necesario en los países productores como Arabia Saudí, cuyos planes son de más largo plazo sin importar tanto el precio del petróleo.

El petróleo de esquisto se convirtió en la "capacidad de repuesto fácilmente disponible que podía competir con la OPEP, creando lo que entonces llamamos el 'nuevo orden del petróleo'", asegura Jeff Currie, director global de investigación de materias primas de Goldman Sachs, en declaraciones al Financial Times. "Hoy esa flexibilidad se ha ido, empujándonos de regreso al 'viejo orden petrolero' del dominio de la OPEP".

Te puede interesar
Lo más visto
Reversión GN 2

Reversión del Gasoducto Norte: concluyeron las soldaduras en dos tramos

Desafío Energético
Actualidad 28/05/2024

La última soldadura en la línea regular tuvo lugar el domingo 26 de mayo en el kilómetro 100 del Gasoducto Tío Pujio-La Carlota, cerca de la localidad cordobesa de Arroyo Cabral. En total, se realizaron 4.059 soldaduras en 41 días, estableciendo récords con hasta 151 soldaduras por día, equivalente a un avance diario de 3 kilómetros.

gas

El problema del gas natural se agrava en Argentina: cortes afectan a industrias y estaciones de servicio

Desafío Energético
Actualidad 29/05/2024

La inacción del gobierno nacional a conjurado una nueva crisis energética en la Argentina, la obsesión por el equilibrio fiscal llevó al gobierno a no pagar deudas con empresas que debían realizar la segunda etapa del GPNK que llevaría a duplicar su capacidad que actualmente es de 11 millones de metros cúbicos. Por no pagar 40 millones de dólares en pesos ahora pagaremos 500 millones de dólares que deben ser billetes verdes.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email